BIBLIOTECA DE LIBROS DOMINICANOS EN PDF

BUSCA ESTA IMAGEN AL FINAL DEL TEXTO y...

DESCARGA TU LIBRO

Escritos: Revista Cultural

jueves, 8 de noviembre de 2018

La isla al revés, Haití y el destino dominicano, Joaquín Balaguer, pdf descarga gratis


El problema haitiano y dominicano.



El problema representado por la presencia en la misma isla de dos pueblos de origen diferente es el que gravita más peligrosamente sobre el destino del pueblo dominicano.

En este libro se analiza, quizás por primera vez, ese problema con absoluta imparcialidad, y se señala valientemente la imperiosa necesidad de que ambos pueblos busquen fórmulas de avenencia y despejen de incomprensiones y de prejuicios estériles la senda marcada a ambos inexorablemente por el destino que los condena a vivir como dos hermanas siamesas en un mismo rincón insular bajo signos históricos políticamente distintos pero necesariamente adversos.

Quimeras aparentes como la de la doble nacionalidad y la de una Carta Orgánica paralela son metas ambiciosas llamadas a sustituir algún día la de un gobierno único y la de la indivisibilidad política que durante más de un siglo no han contribuido a asociar sino más bien a alejar a los pueblos de ambas naciones.
La utopía de hoy -decía Víctor Hugo- puede ser la carne y el hueso de mañana”.

Lo que Santo Domingo (República Dominicana) desea es conservar su cultura y sus costumbres como pueblo español e impedir la desintegración de su alma y la pérdida de sus rasgos distintivos. Lo único que se necesita para llevar adelante esa empresa de preservación nacional es que ambos pueblos se mantengan dentro de los límites territoriales fijados por el Tratado de 1936 y que Haití respete. Cuatro son las medidas que se han puesto en vigencia, por parte de de nuestro país.
a) La fijación de los límites que separan a los dos pueblos.
b) La prohibición de la inmigración haitiana.
c) La vigencia estricta de las fronteras para impedir la penetración clandestina y hacer efectiva la soberanía y;
d) La dominicanización de las zonas fronterizas.

Joaquín Balaguer
































































































































































No hay comentarios:

Publicar un comentario