BIBLIOTECA DE LIBROS DOMINICANOS EN PDF


Escritos: Revista Cultural

viernes, 9 de noviembre de 2018

Primer Concurso de Cuentos Radio Santa María, 1993, pdf descarga gratis


Los concursos, en términos generales, tienen una finalidad muy válida. Sirven para dar la oportunidad al que generalmente no la tiene. Por lo tanto, estimula la producción, el esfuerzo, la emulación y la creatividad, cualidades todas que necesitamos en grandes cantidades en las circunstancias actuales. En el caso de los concursos de arte, son quizás más necesarios aún; ya que la publicación, aunque sea en los periódicos nacionales no es una empresa fácil. Por una parte, hay muchos en turno esperando su oportunidad y por otra, los costos de la publicación de un libro sobrepasan las escasas posibilidades de la generalidad de los dominicanos.

Así pues, los jóvenes escritores están siempre en espera de conseguir una oportunidad, propiciada a través de los concursos. Ahora bien, concursar requiere de valentía y de seguridad. Nadie concursa por concursar, se hace porque se cree que se tiene algo que decir a los otros y que esa pequeña parte de la verdad puede ser importante para los otros. El dinero, en la mayoría de los casos, no es relevante.
Es por eso que siempre me han agradado todos los concursos artísticos y en la medida de mis posibilidades he colaborado en los literarios reuniendo ya algunas experiencias en concursos locales y regionales; en consecuencia, cuando el padre Tom Lluberes me llamó para pedirme que colaborara en el “Primer Concurso de Cuentos de Radio Santa María”, acepté gustosamente.
Reflexionando sobre el Concurso, advertí que en este caso había muchas circunstancia especiales. En primer lugar, el alcance de Radio Santa María es muy considerable y sus oyentes muy fieles. Por lo tanto, debería esperarse una participación fuera de lo común. En los concursos de la “Alianza Cibaeña”, del “Ateneo Minerva Mirabal”, el del “Municipio de Jarabacoa” o en el “Concurso de Navidad de la Diócesis de Higuey” y otros, el número nunca excedía los cincuentas textos participantes; por lo que deduje, en una verdadera pirueta de malabarista, que quizás pasarían de doscientos cincuenta. Faltando solo diez días para la entrega de los premios me hicieron llegar los últimos paquetes, alcanzando el número de cuatrocientos veinticinco (léase, 425 por favor). Hasta prueba en contra, es el más nutrido concurso de cuentos del que he tenido noticia en el país.
Por otra parte, también debía suponerse mucha heterogeneidad. El alcance de Radio Santa María las características de sus radiooyentes nuevamente marcaban la diferencia. No solo heterogeneidad en cuanto a las temáticas, que natural, sino en cuanto a las temáticas, que es natural, sino en cuanto a la presencia de muchos niveles diferentes de manejo de a escritura y de conocimientos del género; así como de diferentes sub-géneros. La sospecha, nuevamente, quedó ampliamente confirmada. Se recibieron cuentos de Cotuí, Padre Las Casas, Santiago, La Vega, Bonao, Samaná, Villa Riva, Santo Domingo y un sinúmero de parajes y campos de los que en muchas ocasiones no habíamos oído. Además se recibieron desde cuetnos de “Pepito y la Maestra” que ocupaban poco más de media páginas. Por último había anéctas, chistes, leyendas, cuentos realistas, surrealistas, etc.,
Lo más sorprendente, sin embargo, fue la calidad que encontramos en esos cuentos. Calidad humana, riqueza de experiencias, de ideas y sentimientos…, calidad literaria sorprendente, que envidiarían muchos de los concursos mencionados y aún otros de más prosapia y alcance nacional. Y no es que participaran algún que otro escritor más o menos consagrados, pues lo hubo, pero también torrentes de calidad en jovencitos que apenas han pasado de los dieciocho años y a los que este concurso les abre las puertas de la oportunidad.
La labor del Jurado fue realmente larga y ardua. Nos queda la satisfacción de haber contribuido al lanzamiento de un Concurso que promete ser de los más interesantes en el país, un concurso que hay que mantener y apoyar; pero sobre todo, la enorme satisfacción de comprobar que la nobleza y riqueza de sus sentimientos es francamente esperanzadora.

Solo me resta advertir a la empresa “León Jimenes” que tiene entre sus manos un instrumento de promoción cultural, humana y social inapreciable y que, en consecuencia, debe invertir todos los recursos necesarios para garantizar sus validez por muchos años. Mi ferviente deseo es que así sea.

Carlos Fernández – Rocha
Jurado del Concurso
30 de noviembre de 1993.


jueves, 8 de noviembre de 2018

La isla al revés, Haití y el destino dominicano, Joaquín Balaguer, pdf descarga gratis


El problema haitiano y dominicano.



El problema representado por la presencia en la misma isla de dos pueblos de origen diferente es el que gravita más peligrosamente sobre el destino del pueblo dominicano.

En este libro se analiza, quizás por primera vez, ese problema con absoluta imparcialidad, y se señala valientemente la imperiosa necesidad de que ambos pueblos busquen fórmulas de avenencia y despejen de incomprensiones y de prejuicios estériles la senda marcada a ambos inexorablemente por el destino que los condena a vivir como dos hermanas siamesas en un mismo rincón insular bajo signos históricos políticamente distintos pero necesariamente adversos.

Quimeras aparentes como la de la doble nacionalidad y la de una Carta Orgánica paralela son metas ambiciosas llamadas a sustituir algún día la de un gobierno único y la de la indivisibilidad política que durante más de un siglo no han contribuido a asociar sino más bien a alejar a los pueblos de ambas naciones.
La utopía de hoy -decía Víctor Hugo- puede ser la carne y el hueso de mañana”.

Lo que Santo Domingo (República Dominicana) desea es conservar su cultura y sus costumbres como pueblo español e impedir la desintegración de su alma y la pérdida de sus rasgos distintivos. Lo único que se necesita para llevar adelante esa empresa de preservación nacional es que ambos pueblos se mantengan dentro de los límites territoriales fijados por el Tratado de 1936 y que Haití respete. Cuatro son las medidas que se han puesto en vigencia, por parte de de nuestro país.
a) La fijación de los límites que separan a los dos pueblos.
b) La prohibición de la inmigración haitiana.
c) La vigencia estricta de las fronteras para impedir la penetración clandestina y hacer efectiva la soberanía y;
d) La dominicanización de las zonas fronterizas.

Joaquín Balaguer
































































































































































lunes, 5 de noviembre de 2018

Constitución 2010 comentada. Finjus, pdf descarga gratis


La Constitución representa, mediante las múltiples dimensiones que la determinan, la síntesis más abarcadora de las aspiraciones y del compromiso que unen a la sociedad y el Estado para enfrentar una etapa histórica de su desarrollo. Esta constituye una plataforma compleja que permite cohesionar intereses contrapuestos en un marco legal e institucional común, rodeado de valores, principios y expectativas consensuadas. Por esto una Constitución digna de tal nombre ha de encuadrar la acción de los poderes públicos para el logro de los objetivos sociales e históricos que le dan sentido al pacto social y permite a todas las personas que habitan en su territorio adecuar su comportamiento individual y colectivo a las normas que de ellas se derivan. De ahí que resulte primordial la existencia de un ambiente de reconocimiento y respeto de las reglas propias del Estado de derecho para asegurar la calidad de nuestras instituciones y de la vida democrática en sentido general.

La Constitución del 2010 ha ampliado en muchos sentidos el horizonte del Estado dominicano, porque redefine los derechos fundamentales e incluye principios y valores sustanciales que deben ser el nuevo punto de referencia para cada una de las políticas, programas y proyectos públicos o las iniciativas que se encaminen desde los sectores sociales. Por esto, si se adoptan las medidas necesarias y se adecuan las leyes y prácticas vigentes, existen mejores oportunidades para avanzar en el camino de una democracia más participativa e instituciones con mejores posibilidades de cumplir con sus metas y propósitos. Pero todo lo anterior solo puede ser encarado con éxito, en la medida en que la sociedad como un solo cuerpo se involucre en la adecuada implementación de los cambios que la nueva Constitución introduce. Hacer efectivos los derechos y garantías consignados, vigilar la correcta actuación de los poderes públicos de acuerdo a los límites que impone la Carta Magna y propiciar un ambiente de diálogo y búsqueda de consensos sociales que aseguren la estabilidad, la convivencia pacífica y el respeto de nuestro ordenamiento democrático representan los más grandes retos en la actualidad.

Para asegurar este propósito la Fundación Institucionalidad y Justicia, Inc. (FINJUS) se comprometió, como un centro dedicado a la difusión y producción de conocimientos sobre la realidad institucional y jurídica nacional, a promover la discusión de los aportes y características de la reforma a la Carta Magna, en todos los niveles. Por esto, desde el mismo momento de la proclamación de la Constitución, asumió la tarea propiciar la redacción de un texto, que en forma resumida, permitiera conocer su contenido y principales novedades. De allí nace la Constitución Comentada 2010, un esfuerzo colectivo en el que, de manera pionera, confluimos 21 juristas dominicanos de diferentes generaciones, y trazamos las primeras pistas para la comprensión del alcance y significado de la reforma constitucional.

Esta iniciativa surge del interés de la FINJUS de poner en manos de la comunidad jurídica, y en especial de las organizaciones y organismos de la sociedad dominicana, un instrumento accesible, con rigor metodológico y profundidad teórica, que ayude a comprender las bases doctrinarias y teóricas de la nueva Carta Magna. Expresamos por este medio nuestro sincero agradecimiento a quienes, junto al suscrito, aportaron en su producción: Milton Ray Guevara, Flavio Darío Espinal, Eduardo Jorge Prats, Carlos Salcedo Camacho, Domingo Antonio Gil, José Alberto Cruceta, Pedro Balbuena Batista, Claudio Aníbal Medrano, Rosalía Sosa Pérez, Cristóbal Rodríguez Gómez, Olivo Rodríguez Huertas, Erick Raful Pérez, Belarminio Ramírez Morillo Morillo, Félix Damián Olivares Grullón, Ramón Emilio Núñez, Nassef Perdomo Cordero, Miguel Valera Montero, Omar Victoria Contreras, Manuel Valerio Jiminián y Félix Tena de Sosa. La alta calidad de este texto es el resultado directo de sus capacidades y FINJUS les agradece la confianza de colocarnos como el canal para su divulgación.

Asimismo expresamos nuestro agradecimiento a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) por facilitar la publicación de esta obra, en el marco del Programa Acción Ciudadana por la Justicia y la Transparencia. La esperanza de FINJUS es que esta importante obra sirva de material de consulta y estudio de la comunidad jurídica, para crear las nuevas bases para sustentar los cambios que anuncia el nuevo texto constitucional, pero sobre todo, aspiramos a que esta Constitución Comentada se convierta en una herramienta ciudadana útil para conocer los derechos fundamentales y las obligaciones de los poderes y órganos del Estado, y apoyar así el afianzamiento de una cultura constitucional que garantice la libertad individual y la justicia social.

Dr. Servio Tulio Castaños Guzmán
Vicepresidente Ejecutivo de FINJUS